Embargo por deuda de otros

Tercerías.

    Embargo por una deuda ajena.

     Vivo con mis pades, tengo una deuda con una automotora y me han llegado avisos de embargo, esto me ha causado grandes problemas familiares, puesto que las notificaciones han llegado a la dirección de mis padres y si no pago el total de la deuda, sus bienes serán embargados, ¿Qué hago si han embargado los bienes de mis padres? ¿Por qué ocurre esto si la deuda es mia? ¿Es esto legal?.

    Cuando se producen este tipo de situaciones, la justicia no sabe que los bienes no pertenecen al deudor ejecutado. En efecto, existe una presunción de que los bienes que se encuentran en el domicilio del ejecutado son de su propiedad, y por tanto, una garantía general para responder a sus acreedores.

    El legislador, consciente de que errores como este pueden producirse, ha establecido mecanismos procesales destinados a probar que los bienes embargados pertenecen a un tercero y no al deudor ejecutado. Los mecanismos son, en concreto, las tercerías de dominio y de posesión. Estas consisten en terminos muy sencillos una suerte de procedimiento judicial por el cual el dueño o poseedor de los bienes embargados se presenta en el juicio ejecutivo para probar esta calidad y solicitar, por consiguiente, el alzamiento del embargo.

    La decisión de ejercer una tercería de dominio o de posesión estará determinada por las pruebas con que cuente el tercerista, ya que tratándose de ciertos bienes será siempre más fácil probar que se es poseedor, es decir que los tiene con ánimo de señor o dueño, que probar su derecho de dominio sobre los mismos. La posesión o dominio de los bienes embargados puede probarse a través de todos los medios probatorios permitidos por la ley.

     

Abogados del Maule presta asesoría legal en la interposición de tercerías de dominio y posesión.

    Tercería de Posesión

     

    Si han ido a embargar bienes propios por una deuda que no es tuya sin ser aval, fiador o codeudor de la misma, en  un juicio del que no eres parte. Debes interponer una tercería en tu calidad de poseedor de dichos bienes a fin de que se alce el embargo. Aprende que hacer si te ves envuelto en una situación como esta.

La tercería de posesión, es una forma  que tiene una persona que no es parte de un juicio (tercero), de intervenir en él, a fin de que se alce el embargo que ha recaído en bienes que se encontraban en su poder o que “poseía”, presumiéndose su dominio.

La tercería de posesión tiene lugar en todo juicio en el que se haya efectuado el embargo de bienes, cuya procedencia no siempre será una deuda de crédito bancario, de casas comerciales, pagaré, cheque o letras de cambio como se piensa habitualmente, sino que procederá siempre en un juicio en el que se embarguen bienes en cumplimiento de una sentencia que ordene el pago de una suma determinada o de una determinada especie o cuerpo cierto, que no ha pagado el condenado a hacerlo.

En cuanto a desde cuándo puede interponerse, será desde que se efectúe el embargo y hasta antes del remate de las mismas. Para esto necesitarás de un abogado.

La tercería de posesión se interpone en contra del ejecutante y ejecutado o demandante y demandado, a fin de que el Tribunal una vez ventilada la tercería excluya los bienes del embargo efectuado en un juicio.

Sobre la prueba al interponer una tercería de posesión , el tercerista o tercero debe probar que se encuentra en posesión de los bienes embargados. La posesión en términos simples, es tener una cosa determinada creyéndose dueño de la misma, sin perjuicio de que la ley lo ha definido como “La tenencia de una cosa determinada con ánimo de señor o dueño, sea que el dueño o el que se da por tal tenga la cosa por su mismo, o por otra persona que la tenga en lugar y a nombre de él.” La posesión está compuesta por dos elementos, el primero es tener algo determinado y el segundo, es el ánimo de entenderse y sentirse dueño de esa cosa, por lo cual estos dos elementos deben ser probados durante el juicio.

La ley dispone el poseedor es reputado dueño, señalando “el poseedor es reputado dueño, mientras otra persona no justifique serlo.” Esta presunción es destructible con pruebas en contrario y por otra parte facilita la prueba del poseedor que interpone la tercería.

Durante la tramitación de la tercería de posesión encontramos las siguientes etapas en su procedimiento:

 

1. Interposición de la tercería de posesión: Desde el embargo hasta antes del remate de los bienes y se dirige en contra del demandante y demandado. Respecto de la tercería, esta debe ser notificada a las partes y lo normal es que se efectúe por estado diario, aunque en otras oportunidades el tribunal ordena que se notifique por cédula.

2. Contestación de la tercería: Una vez notificada, tanto el demandante como demandado deben alegar sus derechos en relación a la tercería interpuesta en un plazo de 3 días hábiles.

3. Periodo de prueba: Con los antecedentes de la tercería y los expuestos por los demandados, el tribunal fijará aquellos hechos que deben probarse en el juicio. Este periodo comienza con la resolución que recibe la causa a prueba y durante esta etapa las partes deben presentar sus testigos, documentos u otras pruebas que tengan para hacer valer sus derechos. Este periodo en total dura 8 días.

4. Periodo de fallo de la tercería: Una vez que se han rendido las pruebas y han transcurrido los 8 días, el tribunal deberá dictar fallo acogiendo o rechazando la tercería inmediatamente o en un plazo de 3 días, sin embargo, este tiempo por lo general no se cumple.

    ¿Puedo al interponer la Tercería de Posesión detener el remate de los bienes embargados?

     

Por el solo hecho de interponer una tercería, no significa que se suspenderá la ejecución de los bienes embargados, pues para ello debe solicitarse.

Esta solicitud no es tan simple sino que debe ir acompañada de antecedentes que constituyan una presunción grave de la posesión que se invoca.

Esto significa que en la tercería deben acompañarse documentos que por su solo mérito hagan pensar al Juez que realmente eres el poseedor de los bienes embargados, estos documentos pueden ser escrituras públicas, privadas, boletas, facturas, contratos, etc., y siempre deben acompañarse en la tercería de posesión para suspender el procedimiento de apremio.

Si el tribunal estima que no eres el poseedor de los bienes embargados, tienes el derecho a deducir un recurso de apelación en contra del fallo que conocerá la Corte de apelaciones el que deberá deducir tu abogado en el plazo de 5 días desde la notificación de la sentencia.

Siempre que te ocurra una situacion en que embarguen tus bienes por una deuda ajena, concurre rápidamente donde un abogado y lleva todos los antecedentes que tengas sobre los bienes que se embargaron, boletas, contratos, cuentas de casas comerciales en que conste el pago de ellas, escrituras y testigos que conozcan que eres el poseedor y dueño de los bienes y que sepan las características de los mismos.

En relación a los testigos debes proporcionar al abogado, su nombre completo, profesión u oficio y el domicilio, tu abogado dirá quiénes son hábiles para declarar.

    Tercería de Dominio

     

De acuerdo al artículo 518 del Código Procedimiento Civil, tiene por objeto reclamar el dominio de los bienes embargados.

Finalidad: Que se le reconozca al tercero el derecho de dominio sobre sus bienes embargados y se el excluya del embargo. Debe probar que es dueño de los bienes embargados.

Oportunidad para interponerla: Hasta antes del remate.

Tramitación: Se tramita en cuaderno por separado y con los trámites del juicio ordinario, pero sin los escritos de réplica y dúplica.

    Efectos:

    No se suspende el procedimiento ejecutivo. Excepción: Solamente suspende el procedimiento de apremio si se acompaña la escritura pública correspondiente.

    Si se acoge la tercería de los bienes: Se excluirán los bienes del embargo y se restituirán a su dueño;

    Si se rechaza: Se sigue adelante con la ejecución.

tercería

Formulario de Contacto. (Clic para desplegar)

formulario de contacto abogadosdelmaule.com