Tuición o Cuidado Personal de los hijos.

Entrada en vigencia de la nueva ley que introduce el cuidado personal compartido.

Abogados del Maule presta asesoría legal a aquellas personas que deseen obtener la tuición o cuidado personal de sus hijos, nietos u otros parientes por medio de la correspondiente demanda de tuición ante los Tribunales de Familia. 

Uno de los efectos más característicos de la filiación es el derecho de cuidar en forma personal a los hijos, y que generalmente se conocía como Tuición. Al respecto caben varias interrogantes: ¿a quién corresponde dicho cuidado? ¿A la madre? ¿A ambos padres? ¿qué sucede si viven separados?.

Si usted se ha separado de hecho de su pareja o va a separarse siempre conveniente conversar respecto a quien se hará cargo del cuidado personal de los hijos comunes, evaluando de existir una buena relación entre los padres, la posibilidad de establecer el cuidado personal compartido. De no existir acuerdo sobre la materia es conveniente interponer la respectiva demanda de tuición. Esto permitirá reconocer judicialmente que usted tiene la tuición del menor y prevenir futuros problemas. En la misma demanda se puede solicitar pensión de alimentos y la separación o divorcio según sus deseos.

Si usted con su pareja mantienen buena relación al separarse y acuerdan de forma amistosa fijar la tuición (hay acuerdo), podemos asesorarlos para regular dicha situación mediante la suscripción de una transacción o avenimiento en que se regule el cuidado personal de los hijos. En esta transacción usted podrá también acordar una pensión de alimentos y un régimen de visitas, podrá establecer cuál de ambos padres se hará cargo del cuidado de sus hijos o si se establecerá el llamado cuidado personal compartido. De no existir acuerdo es necesario entregarle la decisión al juez y es necesario para usted que tenga una defensa de excelencia. 

¿ A qué padre le corresponde la Tuición o cuidado personal ?

Las reglas básicas en materia de tuición o cuidado personal son:

1.- En la anterior legislación, para que la madre perdiera el cuidado personal tenía que caer en alguna causa de Inhabilidad muy calificada, como era: Maltrato a los hijos, descuidado u otra causa calificada, y en este último caso teníamos actitudes o enfermedades extremas como una esquizofrenia acreditada, una depresión mayor con intención de suicidio, un abandono etc.

En la actualidad las causales para que el padre pueda obtener el cuidado personal son dos y a las que podemos denominar genéricas: 1.- Cuando las circunstancias lo requieran. 2.- Cuando el interés del hijo lo haga conveniente.

De esta forma actualmente ante la falta de acuerdo respecto del cuidado de los niños, el padre tiene los mismos derechos que la madre para solicitar el cuidado personal de sus hijos por lo que una buena asesoría en la materia es fundamental. El juez cuenta con 10 criterios técnicos para tomar una decisión (señalados en la ley), donde se incluye el sentir del niño o la dedicación que tuvo el otro padre antes de la separación.

 

2.- Actualmente se ha introducido a la legislación el llamado cuidado personal compartido , que otorga a las partes la posibilidad de definir autónomamente un sistema de residencia, comunicación y toma de decisiones con libertad, teniendo siempre en cuenta y primordialmente los principios de corresponsabilidad y de interés superior de los hijos. La determinación de este régimen debiera incluir el sistema de residencia de los hijos, cuestión que deberá atender a asegurar una adecuada estabilidad y continuidad, resguardando y propiciando aspectos relevantes para los hijos tales como el sentido de pertenencia, de la identidad, vínculos y relaciones de amistad que puedan tener éstos en sus colegios y/o lugar de residencia, etc. El sistema que los padres establezcan debiera hacer alusión tanto al lugar geográfico donde pernoctarán los hijos, así como también a la rotación o cambio periódico que pudiese establecerse, siempre en base al interés superior del niño y las mejores condiciones para éstos, atendida la condición particular de cada niño. En caso que las partes determinen un CP unilateral, el padre o madre que no quede como titular de este derecho no podrá desentenderse de sus obligaciones parentales, limitándose a establecer un sistema de “visitas”, sino que se busca establecer un contacto periódico y estable que le permita participar activamente de los ámbitos de información y de decisión conjunta de aquellos aspectos relevantes en la crianza y educación de los hijos.

Respecto a esto es importante dejar en claro a todo lector que un juez no puede fijar el Cuidado personal compartido, ya que la ley sólo permite que sean los padres quienes acuerden regular un régimen de este tipo. Si no hay acuerdo en el sentido de establecer el cuidado personal compartido, en un juicio el juez deberá entregar el cuidado personal a uno de los progenitores, no sería posible en sede judicial establecer un sistema compartido, dicha posibilidad queda sujeta a la voluntad, manifestada en un acuerdo suscrito por las partes. Sin embargo, hay que tener presente que este tema es nuevo y en sede judicial habrá que ver qué está ocurriendo vía conciliación, a instancias de un juez de familia.

3.- Antiguamente con la anterior legislación el tutor de los hijos (usualmente la madre) tenía toda la autoridad respecto de las grandes decisiones en la vida de los hijos. Actualmente ambos padres tienen los mismos derechos sobre los niños, independiente de quien tenga el cuidado personal. Por ejemplo, la ciudad donde vivirán, el colegio o temas médicos son decisiones de los dos progenitores.

 

 

4.- antes la patria potestad, o sea determinaciones que tienen que ver con el patrimonio de los niños, recaía completamente en el padre si no había acuerdo entre ambos progenitores o existía el dictamen de un juez. Actualmente aquello cambió a favor de la madre, dado que ahora ante la falta de acuerdo, respecto de la administración de los bienes de los hijos toca al padre y a la madre en conjunto el ejercicio de este derecho.

 

5.- Antes los abuelos para poder ver a sus nietos debían iniciar engorrosos y largos juicios para poder ver a sus nietos y los resultados eran casi siempre visitas escuálidas. Actualmente se consagró expresamente en la legislación el l derecho de visita de los abuelos, incluso cuando uno de los padres se oponga.

 

 

6.- Finalmente debo realizar una recomendación a todo padre, madre o abuelos que deseen obtener el cuidado personal de su hijo o nieto y es procurar asesorarse por un abogado competente en la materia.

Abogados del Maule tiene un importante historial en tramitación de causas sobre tuición o cuidado personal. A partir de la publicación de la ley 20.680, ocurrida en el mes de Junio del presenta año 2013, todos los padres podrán optar a cuidar personalmente ellos a sus hijos, sin la atribución preferente que tenía la madre con anterioridad. De esta manera con la nueva ley se da un importante paso adelante en materia de no discriminación e igualdad de derechos entre padres y madres, pues anteriormente por el solo hecho de separarse los padres, la ley otorgaba el cuidado personal a la madre. Hoy ello cambió, no se privilegia ni a la madre ni al padre, sino el interés del hijo.

Procedimiento para tramitar el cuidado personal

 

1.- En primer lugar se debe someter a una mediación familiar obligatoria. Es obligatoria por que sin ella no es posible interponer la demanda.

2.- Frustrada la mediación se puede interponer la demanda de cuidado personal correspondiente.

3.- Interpuesta la demanda el tribunal cita a una audiencia llamada "audiencia preparatoria" en la que el demandante ratificará oralmente la demanda, se contestará la demanda, se determinarán las pruebas que deberán rendirse para acreditar siempre el interés superior del menor, la conveniencia de que quede al cuidado de quien solicita la tuición.

4.- Luego se fijará fecha para la audiencia de juicio, sin perjuicio de que en la misma audiencia se llegue a un acuerdo. Si el caso no puedo resolverse mediante un acuerdo se realiza esta segunda audiencia (audiencia de juicio), en ella las partes reiteran sus posturas y rinden la prueba, finalmente las partes oralmente hacen observaciones a la prueba y a las opiniones de un Consejo técnico. En definitiva se dictará sentencia, sin perjuicio de su escrituración posterior.

Abogados de Chile

Formulario de Contacto. (Clic para desplegar)

formulario de contacto abogadosdelmaule.com