Declaración de Interdicción

Interdicción por demencia....Interdicción por dicipador

 

    La Declaración de interdicción es el acto judicial mediante el cual se determina que una persona está incapacitada de administrar sus bienes, ya sea porque tiene algún tipo de demencia o porque dilapida los bienes que posee, quedando en consecuencia incapacita de administrar sus bienes.

    Las posibilidades legales para declarar interdicta a una persona y que contempla la legislación civil chilena, son dos: la declaración deinterdicción por demencia y la declaración de interdicción por disipación o prodigalidad.

    La declaración de interdicción tiene como objeto que una sentencia judicial declare que una persona está incapacitada para administrar y disponer de sus bienes, ya sea porque tiene algún tipo de demencia o porque dilapida los bienes que posee, los malgasta de forma irracional. Declarada la interdicción, se hará necesario pedirle al juez que nombre un curador que se encargue de administrar los bienes y representar los intereses de esa persona.

    Una vez que la persona ha sido declarada interdicta por el Juez y realizada la inscripción correspondiente en el Registro de Interdicciones del Conservador de Bienes Raíces correspondiente, todos los actos que haga el interdicto son nulos de nulidad absoluta. Los actos ejecutados o celebrados antes de la declaración de interdicción son válidos, a menos que se pruebe que el que lo ejecutó o celebró estaba entonces incapacitado. 

    ¿Qué es la interdicción?

     

    La declaración de interdicción es el acto judicial mediante el cual se priva a una persona incapacitada (ej: demente) para actuar por sí misma en la vida jurídica. El interdicto no puede obligarse por sí mismo, sin la autorización de otra persona (curador).


    ¿Qué efectos tiene la declaración de interdicción?

     

    Declarada por el Juez e inscrita en el Registro de Interdicciones del Conservador de Bienes Raíces correspondiente, todos los actos que haga el interdicto son nulos de nulidad absoluta. Los actos ejecutados o celebrados antes de la declaración de interdicción son válidos, a menos que se pruebe que quien los ejecutó o celebró estaba entonces incapacitado.

     

    ¿A quienes se puede declarar en interdicción?

     

    a) Al demente (absolutamente incapaz).

    b) Al disipador que por hechos repetidos de dilapidación manifieste su total falta de prudencia en la administración de sus asuntos o negocios. Con todo, el disipador conservará siempre su libertad y tendrá libre disposición de una suma de dinero para sus gastos personales, proporcionada a sus facultades, señalada por el Juez.

    ¿Cómo se hace lograr la declaración de interdicción?

     

    Por intermedio de una demanda judicial interpuesta ante el Juzgado Civil dentro de cuya jurisdicción esté ubicado el domicilio del incapacitado.

     

     

    ¿Qué trámites se requieren para la declaración de interdicción?

     

Informe médico emitido por el Servicio Médico Legal.

Informe de discapacidad del COMPIN.

Informe del Defensor/a Público, funcionario/a auxiliar de la justicia, sobre la procedencia de la interdicción y sobre la persona del curador.

Inspección del presunto interdicto por el Juez.

Audiencia con el Juez donde deben comparecer los parientes del demandado/a.

    ¿Qué señalará la sentencia que declara la interdicción?

     

    Se declara la Interdicción Definitiva del demandado, quien queda desde entonces privado de la libre administración de sus bienes, se ordena la inscripción del decreto de interdicción en el Registro del Conservador de Bienes Raíces, se ordena notificar por avisos, y se designa a la persona que lo solicitó, curadora del interdicto.

     

Formulario de Contacto. (Clic para desplegar)

formulario de contacto abogadosdelmaule.com