Compensación Económica en el juicio de Divorcio

Derecho a obtener compensación económica.

Abogados del Maule ofrece asesoría legal en la tramitación de su divorcio, ya sea que se trate de un divorcio de mutuo acuerdodivorcio sin acuerdo (unilateral) o divorcio culposo. Junto con el divorcio usted debe saber que existe la posibilidad de establecer o demandar compensación económica.

Si usted, como consecuencia de haberse dedicado al cuidado de los hijos o a las labores propias del hogar común, uno de los cónyuges no pudo desarrollar una actividad remunerada o lucrativa durante el matrimonio, o lo hizo en menor medida de lo que podía y quería, tendrá derecho a que, cuando se produzca el divorcio o se declare la nulidad del matrimonio, se le compense el menoscabo económico sufrido por esta causa.

Es fundamental que usted tenga en cuenta que la compensación económica  no procede en los casos de separación judicial, pues en esta última queda  subsistente el deber de socorro entre los cónyuges, tanto así que el cónyuge más débil puede demandar de alimentos.

También es importante que se comprenda que no sólo la mujer tiene derecho a pedir  compensación económica , sino también el hombre (cumpliendose los requisitos de procedencia).

La compensación económica se solicita al interponer la demanda de divorcio o al contestarla (en la llamada demanda reconvencional), según el caso. Si se trata de un divorcio de mutuo acuerdo la compensación económica se establecerá en el "acuerdo completo y suficiente" que deberá acompañarse con la demanda.

"La COMPENSACIÓN ECONÓMICA corresponde a aquél derecho del cónyuge que durante el matrimonio, como consecuencia de haberse dedicado al cuidado de los hijos o a las labores propias del hogar común, no pudo desarrollar una actividad remunerada o lucrativa o lo hizo, pero en menor medida de lo que podía y quería y, a raíz de lo anterior, hubiese sufrido un menoscabo económico, tendrá derecho a que se le otorgue una compensación económicapor el otro cónyuge.

Dicho derecho sólo podrá ejercerse en el juicio de divorcio y sólo podrá pedirse en la demanda, en escrito complementario de ésta o en la demanda reconvencional, en este último caso, conjuntamente con la contestación de la demanda y al menos con cinco días de anticipación a la fecha de la audiencia preparatoria.."

Compensación Económica y Divorcio

 

Si usted, como consecuencia de haberse dedicado al cuidado de los hijos o a las labores propias del hogar común, no pudo desarrollar una actividad remunerada o lucrativa durante el matrimonio, o lo hizo en menor medida de lo que podía y quería, tendrá derecho a que, cuando se produzca el divorcio o se declare la nulidad del matrimonio, se le compense el menoscabo económico sufrido por esta causa.

Es fundamental que usted tenga en cuenta que la compensación económica no procede en los casos de  separación judicial, pues en esta última queda  subsistente el deber de socorro entre los cónyuges, tanto así que el cónyuge más débil puede demandar de alimentos.

También es importante que comprenda que sólo se decretará compensación económica  si se accede al divorcio (por parte del juez).

Otra cosa importante es entender que no sólo la mujer tiene derecho a pedir compensación económica, sino también el hombre (cumpliendose los requisitos de procedencia).

La compensación económica se solicita al interponer la demanda de divorcio o al contestarla (en la llamada demanda reconvencional), según el caso. Si se trata de un divorcio de mutuo acuerdo la compensación económica se establecerá en el "acuerdo completo y suficiente" que deberá acompañarse con la demanda.

Requisitos de la Compensación Económica.

 

  Existencia de un matrimonio.

  Haberse dedicado uno de los cónyuges durante el matrimonio al cuidado de los hijos o haberse dedicado uno de los cónyuges a las labores propias del hogar común. Muchas veces se alega compensación pero se funda incorrectamente como por por ejemplo en el hecho que tuvo o tiene depresión, que el marido o la mujer eran indiferentes hacia el otro, que tuvo un accidente, que existen enfermedades de distinto tipo, todas, causales que no son imputables al matrimonio y que evidentemente carecen de todo resorte como elemento gatillante de una compensación, también hay que tener cuidado cuando se alega no haber trabajado por falta de idoneidad profesional para hacerlo porque ese mismo argumento sirve a la contraria para atacar la argumentación que solicita compensación ya que si no tenía calidad profesional probablemente nada hubiera ahorrado y por ende mal podría alegar menoscabo.

  Estos hechos (el haberse dedicado a las labores del hogar o al cuidado de los hijos), a su vez, deben haber producido alguna de las siguientes consecuencias:

- Que el cónyuge dedicado a las labores descritas, no haya podido producto de aquello, desarrollar una actividad remunerada o lucrativa durante el matrimonio. Mucho se discute en torno a la prueba de este punto, dado que existe una gran dificultad de probar que no se pudo trabajar, y en tal aspecto los Jueces tienden a valorar situaciones de tipo sociológico, como por ejemplo, que la mujer siguió o no a su marido a donde fue trasladado a trabajar, si existían posibilidades de trabajo en los lugares donde vivían, si tenía profesión, si había una enfermedad incompatible con el trabajo o con determinado trabajo, si al ser comerciantes se cooperaron mutuamente, en fin., se debe ver según el caso concreto.

- Que el cónyuge dedicado a las labores descritas, si bien desarrolló una actividad remunerada o lucrativa durante el matrimonio, lo hizo en menor medida de lo que podía y quería. Gravitará ciertamente en no haber podido desarrollar la actividad, el grado de instrucción o educación formal del cónyuge más débil.

Debe haber un menoscabo económico: este requisito es esencial, pues si una persona no trabajó porque cuidó a los hijos y lo prueba, pero se casó en Sociedad Conyugal, y la sociedad conyugal tiene varios bienes que suman muchos millones de pesos, claramente es insostenible plantear que haya menoscabo económico, pues probablemente, aunque hubiese trabajado, no habría alcanzado a tener el patrimonio que la sociedad conyugal ahora tiene. Si bien la Sociedad Conyugal y la Compensación son dos instituciones distintas, se unen indiscutiblemente en el tema del patrimonio y en el criterio para valorar el menoscabo económico. Hay otras circunstancias de hecho relevantes en esto de la Compensación, por ejemplo:

    - Haber trabajado ciertos períodos y otros no.

    - Encontrarse actualmente jubilada por una jubilación de sobrevivencia o invalidez quien pide la compensación.

    - Haber trabajado a honorarios, y no tener imposiciones por ende.

    - Tener un negocio propio posterior a la separación.

    - Que durante el matrimonio el marido haya estimulado el trabajo de la mujer subsidiando un negocio o el estudio de una carrera técnica o profesional.

    ¿Procede igual la compensación entonces?

    Depende del caso, las situaciones que se pueden dar son variadas y debe analizarse necesariamente el caso particular para dar una respuesta certera.

    La experiencia de estos 4 años de vigencia de la Ley me señala que efectivamente cuando se dan circunstancias calificadas para otorgar compensación se dará, pero los montos que se manejan por nuestras cortes son muy inferiores a las expectativas de las personas que muchas veces se construyen teorías propias acerca de la procedencia de la compensación y piden por ejemplo:

Solicitan que se le entregue en compensación la propiedad ajena, es decir, un bien raíz del otro cónyuge: Eso no es posible porque la propia ley no lo ha previsto, y a lo más se puede pedir un usufructo o un derecho de uso o habitación, y por un tiempo definido. Solicitan también que el otro cónyuge, les entregue una Renta Vitalicia: Eso tampoco es posible por razones muy simples; porque las RENTAS VITALICIAS las otorga una compañía de seguros, por definición legal, y los demandados de Compensación no son Compañías de Seguro. Solicitan mantención en el sistema de Salud del otro a título de Compensación: Los beneficiarios del sistema de salud de otro están regulados legalmente por un Decreto Ley del año 1981, y lo que se establece en ese decreto ley es que para ser titular del sistema de salud del otro hay que ser cónyuge.

Usualmente al pedir compensación económica cuando los cónyuges estan casados en sociedad conyugal, se pide entregar en propiedad el bien raíz de la sociedad. En cuanto a esto las Cortes han sido ambiguas, ya que a veces lo dan y a veces no, lo que sucede más bien por falta de alegación de los Abogados. La verdad es que salvo que mediare acuerdo no debiera proceder entregar a título de compensación la parte que le corresponde al otro cónyuge en la casa o el bien raíz común social, y el motivo es primero, que la sociedad tiene que liquidarse antes de que uno de los cónyuges haga entrega de su mitad al otro, segundo, es inconstitucional pues se priva de la propiedad ajena y la Constitución salvo por caso de Utilidad Pública, prohíbe la expropiación.

¿Cómo se fija el monto de la compensación económica?

¿Quién fija el monto?

El monto de la compensación económica puede fijarse:

 De común acuerdo: Se requiere que los cónyuges sean mayores de edad y que conste el acuerdo en escritura pública, o acta de avenimiento, ambos sometidos a aprobación judicial. En la práctica en el juicio de divorcio, el abogado del cónyuge demandante reproduce el texto del acuerdo generalmente contenido en la escritura pública a fin de demostrar procesalmente la procedencia formal de la acción.

 A falta de acuerdo: lo determina el juez . Se ejerce este derecho en la demanda y en caso de no hacerlo, el juez informa, en la audiencia de conciliación, a los cónyuges que les asiste este derecho, procesalmente entonces, aunque no es técnicamente preciso, se produce una complementación de la demanda o bien se puede pedir por vía reconvencional.

La sentencia de divorcio, de conformidad a las reglas generales, debe de pronunciarse sobre esta compensación (aceptándola o negándola) y fijar su monto y forma de pago.

¿Qué tiene en cuenta el juez para fijar el monto de compensación económica?

 

En el caso que no exista acuerdo en relación a la compensación económica y su cuantía, será el juez quien deberá fijarla. Para determinar el monto el juez debe tener en cuenta ciertos factores:

 La duración del matrimonio y de la vida en común de los cónyuges: Como es lógico suponer, a mayor duración del matrimonio, o a mayor duración de la vida en común, mayores posibilidades de obtener la compensación económica; en cambio, si el matrimonio hubiere durado corto tiempo, o si la vida en común no se extendió por un tiempo significativo, es probable que el juez la deniegue o fije un monto modesto.

  La situación patrimonial de los cónyuges.

  La buena o mala fe.

 La edad y el estado de salud del cónyuge beneficiario: se puede estimar que a mayor edad del cónyuge más débil, mayores posibilidades de obtener la compensación económica.

  La situación en materia de beneficios previsionales y de salud;

 La cualificación profesional y posibilidades de acceso al mercado laboral (no basta con alegar que el cónyuge más débil tiene una profesión, para descartar la compensación económica en su favor, porque si el cónyuge estuvo muchos años alejado de su profesión, la reinserción laboral puede ser muy difícil); y

  La colaboración que hubiere prestado a las actividades lucrativas del otro cónyuge.

Comentarios:

1.- Los factores antes enunciados no son taxativos, pues la ley sólo indica que ellos deben considerarse "especialmente", lo que no excluye que el juez pueda ponderar otros aspectos que estime pertinentes.

2.- La compensación económica hay que pedirla (si se quiere obtener), ya sea al interponer la demanda de divorcio, o al contestar una demanda (demandando reconvencionalmente) de divorcio interpuesta en su contra.

3.- Cualquiera de los cónyuges tiene derecho a pedir compensación económica, cumpliendose los requisitos señalados (no únicamente la mujer como suele creerse).

4.- No es imprescindible, para que opere esta compensación económica, la existencia de hijos comunes de los cónyuges. En un matrimonio sin hijos, la mujer, por ejemplo, pudo haberse dedicado "a las labores propias del hogar común", caso en el cual, de darse alguna de las consecuencias enunciadas, tendrá derecho a exigir la compensación económica.

5,- La compensación económica procede cualquiera sea el régimen patrimonial del matrimonio.

6.- La compensación económica se paga una vez (no es una pensión de alimentos, sino que es una cifra que se fija y que se paga por una sola vez).

7.- En el caso del divorcio por falta o culpa el juez puede (queda a prudencia del juez) denegar o disminuir la compensación económica para aquel cónyuge por cuya falta o culpa se produce el divorcio.

8.- El juez en la sentencia que da procedencia a la compensación económica, fijará su monto, forma de pago y el tiempo en el cual deberá realizarse el pago.

Preguntas Frecuentes.

 En los siguientes enlaces explicaremos todos aquellos aspectos que encontramos relevantes sobre el divorcio, sus clases, y materias relacionadas.

compensación económica

Formulario de Contacto. (Clic para desplegar)

formulario de contacto abogadosdelmaule.com