Casos de despido injustificado.

Despido injustificado, Asesoría legal.

 

El despido, puede ser justificado o injustificado. El despido justificado se presenta cuando el empleador pone término al contrato de trabajo o relación laboral, basado en alguna de las causales establecidas en la ley y siempre que pueda ser una causal perfectamente demostrable y revestir tal gravedad que amerita la culminación del contrato de trabajo. El despido injustificado, por su parte es la manera en que el empleador pone fin a la relación laboral sin tener razones específicas, razonables, fundamentadas ni razonables para ello, vale decir sucede sin que haya ocurrido causa que lo justifique. Así el empleador muchas veces pone término a la relación laboral por motivos inexistentes para términar la relación laboral y evadir pago de indemnizaciones correspondientes. En general, si usted recurre a tribunales y se declara que el despido es injustificado surgirá para el empleador la obligación de indemnizar al empleado por los perjuicios que dicha decisión le ocasione. Sin embargo, para obtener una indemnización en términos de ley, es necesario que exista un despido injustificado y, por supuesto es indispensable saber cuándo un despido es injustificado y cuándo no lo es

En los siguientes casos estaremos ante un despido injustificado:

a) El primero y más evidente, es cuando el empleador despide al trabajador sin expresar causa alguna; 

b) El segundo, cuando el empleador despide al trabajador señalando una causal específica de despido, comprendida entre las mencionadas por el Código del Trabajo, sin embargo, el trabajador no está de acuerdo con la referida causal, por estimar que no han concurrido en la especie, los hechos en los que se sustenta, y; 

c) Finalmente, podemos decir que estamos frente a un despido injustificado, cuando el empleador pone término al contrato de trabajo vigente, expresando una causal determinada, la cual es efectiva en la realidad, pero, no cumple con las formalidades del despido, señaladas expresamente en el Código del Trabajo. A este respecto, debemos decir que, para poner término al contrato de trabajo, el empleador debe comunicarlo por escrito al trabajador, personalmente o por carta certificada, enviada al domicilio del trabajador señalado en el contrato, expresando, la o las causales invocadas y los hechos en que se funda, en el plazo de tres días hábiles, contados desde la separación del trabajador, con copia a la Inspección del Trabajo respectiva, en el mismo plazo. Este plazo se aumentará a seis días hábiles, si la causal de término es “caso fortuito o fuerza mayor.”

En caso de que el tribunal declare el despido injustificado, ordenará el pago de la indemnización sustitutiva de aviso previo y la indemnización por años de servicios, aumentada esta última con un recargo legal que va del 30% al 100%, dependiendo de la causal que haya sido invocada. La reforma procesal laboral, establece incluso indemnizaciones adicionales ante ciertos supuestos aparejados al despido.

Si a usted lo despiden de su trabajo verbalmente o le llega una carta de despido la recomendación es asesorarse de forma inmediata. Por los casos laborales Abogados del Maule suele simplemente cobrar un porcentaje de lo que obtengamos por indemnizaciones, que muchas veces suelen ser altas y rápidas de conseguir. Evaluaremos gratuitamente tu caso y las posibilidades de obtener éxito en juicio.

despido injustificado

Formulario de Contacto. (Clic para desplegar)

formulario de contacto abogadosdelmaule.com